Que Donald Trump ganase las elecciones presidenciales de los Estados Unidos no gustó a todos por igual. Uno de los que más se quedaron desilusionados con este resultado fue el cantante Bruce Springsteen, que en secreto realizó un concierto para los trabajadores de la White House, que estuvieron al servicio del ya expresidente Barack Obama.

Fue todo un secreto

Así es, el pasado 12 de enero, con el objetivo de recompensar a todos esos trabajadores que durante ochos hicieron un arduo trabajo en pos de una vida mejor para la sociedad norteamericana, el cantante Springsteen realizó un concierto secreto en la casa presidencial, según reveló el Backstreets el pasado miércoles.

Acompañado en el Salón Este de la Casa Blanca por más de 250 empleados, el cantante tocó 15 de sus canciones frente  a un grupo que unos meses antes habían visto como recibía, en esa misma sala, la Medalla Presidencial de la Libertad. Las canciones que tocó estaban dirigidas a los trabajos más políticos del cantante, y aprovechó para hablar sobre política y el gran impacto de Obama entre canción y canción.

Bruce Springsteen dio un concierto secreto en la Casa Blanca

De hecho, antes de tocar Born in the USA, definió que se trataba de una canción de protesta, y lamentó que en su día fuera tan mal interpretada en el pasado y que seguramente lo seguirá siendo en el futuro. Como despedida, el cantante termino con DAncing in the Dark y LAnd of Hope and Dreams.

En persona, Obama le dio las gracias al cantante por haberle dedicado un tiempo a sus trabajadores y regalarles ese tiempo con su música. Una semana antes el cantante estuvo en la casa presidencial cuando Obama celebró su fiesta de despedida, a la que también acudieron cantantes como Paul McCartney, Jerry Seinfeld, Beyonce y Jay Z.

Dejar respuesta